No dejéis de soñar. No dejéis de perseguir vuestros sueños.

 Ez utzi amesteari. Ez utzi zuen ametsak jarraitzeari.

La historia bonita de esta semana va dirigida a unos jóvenes que están persiguiendo un sueño. Ese sueño tiene un nombre. Y se llama Fair Saturday.

Vivimos tiempos complicados. Tiempos en los que parecen levantarse muros en lugar de tender puentes; en los que el mundo naufraga sin importarle quién lo haga. Probablemente los tiempos más inciertos desde los años 30. Es precisamente en estos momentos en los que es más importante identificar y ayudar a todas aquellas personas que tienen ideas que merecen la pena.

Aste honetako istorio polita haien ametsa jarraitzen dabiltzan gazte batzuen gaineko istorioa da. Amets honek izen bat du Fair Saturday.

Momentu zailak bizi ditugu. Zubiak luzatu beharrean harresiak eraikitzen dira, mundua nora ezean doa eta berdin dio nor eta zer. Segur aski 30. Urtetik denbora tarte ezezagunenak dira. Hain zuzen ere, horregatik momentu honetan garrantzitsuena ideia onak dituzten pertsonak identifikatzea eta laguntzea da. 

Un sueño… ¿imposible? | Amets bat…Ezinezkoa?

Y la de estos jóvenes es la de ayudar a cambiar el mundo a través del arte y la cultura. ¿Si el Black Friday es capaz de movilizar tantos millones de personas para consumir… por qué no podemos hacer lo mismo por la cultura? ¿Por qué no inundar la ciudades de eventos culturales un día determinado, ahora que la cultura es más necesaria que nunca? ¿Y si en lugar de bajar salvajemente los precios se dedicara parte del valor de cada evento a causas sociales elegidas por los propios artistas? ¿Y si lo hacemos justo al día siguiente de Black Friday?

Y así nació un sueño llamado Fair Saturday. Una idea imposible, que como no saben que es imposible la harán realidad. Porque pocas cosas hay más fuertes que una idea a la que le ha llegado el momento.

Gazte hauen ametsa mundua arte eta kulturaren bitartez aldatzea da. Black Friday milioika pertsona mugiarazteko gai da kontsumoaren alde… Beraz, zergatik ez dugu berdina egiten kulturaren bitartez? Zergatik ez ditugu egun zehar batetan kultur ekitaldi ezberdinekin hiriak josten, orain kultura inoiz baino garrantzitsuagoa dela? Eta prezioen izugarrizko jaitsiera eduki beharrean proiektu sozialei eskainiko balitzaie etekinen hori? Black Friday ondorengo egunean egiten badugu?

Eta horrela jaio zen Fair Saturday izeneko ametsa. Ezinezko ideia bat, ­baina ezinezkoa zer den ez dakienez posible bilakatuko dutena. Haien momentua heldu zaien ideiak baino indartsuagoak diren gauza gutxi daude.

No eligieron el camino fácil de las sendas ya exploradas. Ni la seguridad de lo conocido. Ni siquiera los consejos de los rectores de la rutina. Uno a uno y mirando a los ojos dijeron bien alto: «Yo quiero hacer realidad Fair Saturday». Y estos jóvenes se pusieron a perseguir su sueño.

Los comienzos nunca son fáciles. ¿Lográis imaginar por un momento cómo pudo ser el primer día de Fair Saturday? ¿Qué teléfono marcar? ¿Cuál es el manual a seguir? ¿A quien se lo podrían contar? Y comenzaron a arañar puertas para entreabrirlas. Y a cada “no” recibido, una mirada al cielo, una respiración honda, apretar los puños y decir… «la siguiente nos dirán que sí».

Ez zuten dagoeneko arakatutako bide erraza aukeratu. Ezta ezagunaren segurtasuna eskaintzen zuena. Ezta errutinaren errektoreen aholkuak. Banan-banan, begietara begira eta ozen esan zuten: « Nik Fair Saturday errealitate bilakatu nahi dut. Eta gazte hauek haien ametsak jarraitzen jarri ziren.

Hasierak ez dira inoiz errazak. Imagina dezakezue momentu baten zelangoa izan zen Fair Saturday-eko lehenengo eguna? Zein telefono markatu? Zein da jarraitu beharreko gida? Nori kontatu lekieken? Ateak urratzen hasi ziren hauek erdi zabaltzeko. Eta jasotako “ezezko” bakoitza zerura begirada bana izan zen, arnas sakon, eskubilak eztutu eta esan: Hurrengoan baietz esango digute.

Un sueño compartido | Guztion ametsa

¡Y comenzaron a llegar los primeros “síes”! Se fueron sumando a Fair Saturday personas que comenzaron a compartir el sueño. De esas que te regala la vida en alguna esquina inesperada. De esas que te dan lo necesario para seguir peleando, su aliento sincero: «No estáis locos. Me gustaría ayudaros». Y estos jóvenes compraron una campanita. Como las que hay en los hoteles con encanto. Y se convirtió en la campanita de las buenas noticias. ¡Cada vez que había una good new sonaba la campanita! ¡Celebrándolo todos! Y diciendo con la mirada… somos capaces. Un paso más.

Eta lehenengo seirak heldu ziren! Fair Saturday ametsa elkarbanatzen zutenak biltzen hasi ziren. Biziak ustekabean bazterren batetatik oparitzen dizkizun pertsona horietakoak. Borrokatzen laguntzen dizkizuten horietakoak. Haien arnasa zintzoa. “ Ez zaudete zoratuta. Lagundu nahi zaituztet”. Eta gazte hauek kanpaitxo bat erosi zuten. Xarma duten hotelen dauden bezalakoak. Hau albiste onen kanpaia bilakatu zen. Good new bat zegoen bakoitzean kanpaitxoak jotzen zuen! Guztiak ospatzeko! Eta begiradekin hitz eginez… Gai gara. Pausu bat gehiago.

Con mucho esfuerzo y fe se fueron asomando con timidez marcas, instituciones y medios de comunicación que comenzaron a dar legitimidad al sueño de estos jóvenes. Estas entidades demostraron visión, sensibilidad y coraje. Visión por creer en una idea tan emocionante como lejana en su realización. Sensibilidad por escuchar con el corazón e ir más allá de una cuenta de resultados. Y coraje por dar un paso adelante y hacer el camino unos jóvenes con el único poder que el de sus ideas apasionadas.

Lan eta fede handiarekin marka, erakunde eta komunikazio medio ezberdinek gazte hauen ametsari zilegitasuna ematen hasi zitzaien. Erakunde hauek ikuspegi aurrerakoia, sentikortasuna eta adorea erakutsi zuten. Ikuspegi aurrerakoia zirraragarria eta aldi berean oraindik gauzatzeko eta hain urrun dagoen ideiaren bilakaeran sinestearen ikuspegiagatik. Sentikortasuna bihotzekin entzuteagatik eta emaitzen kontu batetik gain joategatik. Eta adorea gazteek pausu bat aurrera eman eta bidea egiteagatik, helburu bakarra bakoitzaren ideia sutsuak izanik.

Y lo más importante. Lo que más hacía brillar los ojos de estos jóvenes era cada vez que un artista se sumaba a su movimiento. Algo les decía en su interior que tenían que seguir trabajando. Con más fuerza. Coros, grafiteros, grupos de música, teatros, museos, pintoras, cuentacuentos, poetas, sopranos, fotógrafos, bailarines, escuelas de danza… amateurs y profesionales, privados y públicos, de aquí y de allí, de un lado y de otro, jóvenes y veteranos… así hasta los más de 7.500 artistas que formarán parte de Fair Saturday en la edición 2016. Artistas que creen en el poder de su acción, en la capacidad transformadora de lo que hacen, y que quieren actuar colectivamente para construir un futuro más rico, más desarrollado, más sostenible, más vertebrado. Más humano.  Sobre todo, más humano.

Eta garrantzitsuena. Gazteen begiek dir-dir egiten zuten mugimendura artista berri bat batzen zenean. Zerbaitek haien barnean esaten zuen lanean jarraitu behar zutela. Abesbatz, grafiteroak, musika taldeak, antzerkiak, dantza eskolak… amateurs eta profesionalak, pribatu eta publikoak, hemengoak eta hangoak, toki batekoak eta bestekoak, gazte eta esperientziadunak… eta horrela 7.500 artistatik gora izango dira Fair Saturday 2016ko edizioan parte hartzaileak. Haien ekintzen boterean sinesten duten artistak. Egiten dutenaren ahalmen eraldatzailean eta kolektiboan etorkizun aberats, garatuago, jasangarriago, egituratuago eta gizakian oinarritutako bat eraikitzeko ekingo dute. Batez ere gizatiarrago bat.

Un sueño real | Amets erreala

El próximo sábado 26 de noviembre soñaremos juntos. Con estos jóvenes.  Y con las 7.500 personas soñadoras que actuarán en 350 eventos en más de 75 localidades de 6 países, apoyando en cada evento una causa social elegida por ellas mismas. Juntas provocarán una de las mayores movilizaciones culturales con impacto social que se hayan vivido. Todo esto es gracias a vosotros y vosotras.

Y muy particularmente gracias a aquellos jóvenes que un día decidieron, además de soñar, perseguir sus sueños.

Nunca dejéis de hacerlo. Y que siga sonando la campanita.

Hurrengo azaroaren 26an batera amestuko dugu. Gazte hauekin. Eta 6 herrialdetako 75 txokotan izango diren eta proiektu sozialak babestuko dituzten 350 ekitaldietan ekingo duten 7.500 pertsona ameslariekin. Eragin soziala duen eta orain arte gertatu den kultur mugimendu handiena eragingo dute. Guzti hau zuei esker.

Eta oso bereziki eskertu nahi diegu egun batean haien ametsak amesteaz gain hauek jarraitzea erabaki hau hartu zuten gazteei.

Ez utzi inoiz amesteari. Eta jarraitu dezan kanpaitxoak jotzen.

Jordi

@jalbareda

#FairSaturday

LABORAL Kutxa también apuesta por la cultura

LABORAL Kutxa se une a Fair Saturday 2016 porque ellos también creen que, cuando las cosas se hacen de forma diferente, dan resultados distintos. 

Hay otra forma y como cooperativa de crédito no solo creemos en ella sino que estamos firmemente comprometidos a hacerla posible.

LABORAL Kutxa demuestra una gran sensibilidad por la cultura y por apoyar iniciativas que promuevan una nueva manera de hacer las cosas. Por eso este año unimos fuerzas para que cada vez más artistas, entidades culturales y proyectos sociales se sumen al movimiento. 

Patrocinan el concierto que dará comienzo a Fair Saturday 2016. Un conciertazo de la Orquesta Sinfónica de Euskadi, Ken Zazpi, Zea Mays y Doctor Deseo, dirigidos por Fernando Velázquez para apoyar y premiar el trabajo esencial del Banco de Alimentos de Bizkaia.

Este miércoles 23 tenemos una cita con LABORAL Kutxa, unos artistazos de lujo y una causa imprescindible.

#FairSaturday

Fotografía para cuestionar el mundo

Tras una larga y exitosa trayectoria como economista, la vida de Sebastião Salgado dio un giro de 180º cuando con 40 años la fotografía llegó a su vida de manera casual. Entonces, decidió dejarlo todo para perseguir un sueño. Sus fotografías lograron captar realidades lejanas, historias cargadas de mensaje, que de manera inconsciente invitaban a la reflexión de quien las observara.

Cuando me instalé en Inglaterra y desde ahí empecé a viajar a África por mi trabajo, la fotografía me proporcionaba más placer que los informes que debía hacer. Así que un día me metí con Lélia en un barquito de un estanque en Hyde Park y lo discutimos durante horas. Tenía una invitación para ser profesor en la Universidad de São Paulo, otra para trabajar en Washington en el Banco Mundial; para un joven economista era un futuro fabuloso.

Sebastião Salgado comenzó su carrera en Brasil donde colaboró con el Ministerio de Finanzas, hasta que debido al régimen militar, se mudó a París con su familia. En Francia, Salgado finalizó su doctorado y su mujer se licenció en arquitectura. La primera vez que Sebastiao miró a través de una lente, fue gracias a la cámara que su mujer adquirió para fotografiar edificios. Una vez finalizada esta etapa, la familia se trasladó a Londres, donde debido a su nuevo trabajo, Sebastião tuvo la oportunidad de realizar varios viajes a África. Así comenzó a enamorarse de la fotografía, algo que cambiaría su vida por completo.

Sebastiao encontró en la fotografía un nuevo sentido a su vida, y es así como el y su mujer dejaron atrás una vida cómoda y estable, para emprender juntos una nueva aventura

El trabajo de Salgado se centró en mostrar la realidad que iba observando en sus viajes, las historias de personas y comunidades de todo el mundo. Su objetivo retrató, de una manera no sensacionalista, dramas de gran dureza y complejidad como el genocidio de Rwanda, la hambruna en Etiopía, las duras condiciones de vida de los trabajadores de las minas de oro a cielo abierto o los éxodos causados por el hambre y la guerra. 

Más que nunca considero que la raza humana es una. Hay diferencias de color, idioma, cultura y oportunidades, pero los sentimientos de las personas y las reacciones se parecen. Las personas huyen de guerras para librarse de la muerte, emigran para mejorar sus fortunas, construyen vidas nuevas en tierras extranjeras, se adaptan a las dificultades excepcionalmente gravosas.

Sebastiao nunca quiso cambiar el mundo, sino contar historias. Sin embargo, sus imágenes invitan a la reflexión acerca del camino que estábamos y estamos siguiendo como sociedad. Muchas veces pese a que no seamos conscientes de ello, el simple hecho de cuestionar las cosas ya supone un cambio.

Y todo gran cambio, empieza siempre con una pregunta.

#FairSaturday

Literatura Vs Tráfico, los libros invaden la calzada

El pasado 1 de octubre, el colectivo artístico luzinterruptus llevó a cabo una instalación efímera en el marco de la Nuit Blanche Toronto 2016. Dicha intervención se enmarcó dentro del programa And the Transformation Reveals, comisariado por Camille Hong Xin.

Tras 12 días de trabajo y gracias a la colaboración de 50 voluntarios, 10.000 libros cedidos por el Ejército de Salvación recuperaron para los peatones la calle Hagerman de Toronto.

Literature vs. Traffic. de lmartinez vía Vimeo.

Queremos que la literatura se apodere de las calles y se convierta en conquistadora del espacio público, ofreciendo gratuitamente a los que pasean, un lugar libre de tráfico, que por unas horas, sucumbirá al modesto poder de la palabra escrita.

El colectivo, originario de Madrid,  está formado por miembros de distintas disciplinas artísticas. Con la noche como escenario, utiliza la luz para focalizar los puntos de atención elegidos, e interactuar en el espacio público sin deteriorar el mobiliario urbano.

Fotografía de Lola Martínez

La instalación Literature vs Traffic logró recuperar durante 10 horas un espacio normalmente copado por vehículos.  Los libros y sus páginas iluminadas transformaron la calle en un mar de historias a disposición de los usuarios, quienes pudieron interactuar con la obra, e incluso hacerla suya llevándose consigo una parte de ella.

Fotografía de Lola Martínez

Al final, los coches volverán a ocupar su sitio, pero para muchos de los que pasaron por allí esa noche, el recuerdo de que una vez los libros ocuparon este mismo espacio, hará que su relación con este entorno mejore.

Acercar la cultura a la ciudadanía de esta forma nos hace pensar además en el uso alternativo que se les puede dar a los espacios de las ciudades que hoy se ven invadidos por el tráfico y las prisas del día a día. Por eso esperamos que la acción se repita, y si es en nuestra ciudad mejor. ¿Y a ti, te gustaría una acción como esta en tu ciudad?

#FairSaturday