“Empieza por una cosa”

Entre todos los propósitos y deseos para el año debemos tener en cuenta esos gestos para cuidar y respetar el planeta tierra.

Valerse del arte y la tecnología para llevar un mensaje de conservación a todo el mundo.

Como parte del estreno del documental “Racing Extinction”, se buscó llegar a los espectadores a través de las emociones.

“Racing Extinction”, el documental creado por Loiue Psihoyos en 2015, busca alertar sobre el peligro de extinción con el que viven numerosas especies de animales lanzando un mensaje urgente a todo el planeta: Estamos causando la mayor extinción de seres vivos desde la desaparición de los dinosaurios.

Fuente: El Comercio

 

El pasado 2015 en Nueva York, se pudieron ver a 20 manzanas de distancia imágenes de 160 especies animales en grave peligro de extinción proyectadas sobre el Empire State en alta resolución gracias a un sistema formado por 40 potentes proyectores e instalado en la azotea de un edifico cercano.

Racing Extinction quiere ser el catalizador de una ambiciosa campaña que pretende mover a los espectadores a actuar.

Bajo el hashtag #StarWith1thing, “Empieza por una cosa” los espectadores pudieron comprobar cómo cada grano de arena puede ser un gran paso.

Fuente: New York City Feel

A este ritmo (30.000 especies se extinguen cada año) el hombre puede estar creando la mayor catástrofe del planeta desde hace 65 millones de años

Las instalaciones artísticas también son utilizadas para sorprender a los transeúntes que no se esperan encontrar imágenes fuertes en su paso por la ciudad.

24h. de externo en el planeta.

220 territorios donde se emitió de forma encadenada el documental Racing Extinction.

 

#FairSaturday

Fuente y más información:

El Comercio

El Mundo

HistoriasdeNuevaYork.es

 

 

 

Fundación Nacional Batuta

Desde hace 26 años, la Fundación Nacional Batuta contribuye con la mejora de la calidad de vida de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes de Colombia a través de la formación musical. Trabajan centrados en la práctica en grupo, con el objetivo de combatir la exclusión social y fomentar la diversidad cultural.

Todo comenzó en los años 90, concretamente el 22 de septiembre de 1991. Tal vez tuviera algo que ver que el año fuera bisiesto o que los astros se alinearon para crear algo diferente. El caso es que en la Plaza de Bolívar de Bogotá, una orquesta conformada por 354 niños, niñas y jóvenes de 10 departamentos de todo el país tocaron en beneficio de los proyectos musicales del Taller de Bucaramanga, el Conservatorio de Popayán y músicos jóvenes de Bucaramanga, Medellín, Cali, Pereira, Manizales, Ibagué y Tunja. El 15 de noviembre de ese mismo año se constituyó la Fundación Nacional de Orquestas Sinfónicas Juveniles e Infantiles Batuta.

En la actualidad, el Sistema Nacional de Orquestas Infantiles y Juveniles de Colombia Batuta está conformado por 45 orquestas sinfónicas, 380 coros infantiles y 700 ensambles de iniciación musical. Además la Fundación Nacional Batuta cuenta con varios exalumnos que han llegado a ser muy conocidos en el mundo musical y que han hecho carrera en la cultura gracias a esta formación que recibieron.

Niños y niñas tocan en un concierto de la Fundación Nacional Batuta

Premio Fair Saturday 2017

La Fundación Nacional Batuta recoge el premio Fair Saturday 2017

El 30 de octubre de 2017, la Fundación Nacional Batuta fue una de las 4 instituciones premiadas por fomentar el cambio social a través del arte y la cultura a lo largo de toda su trayectoria. Fue un auténtico placer contar con su presencia en la presentación de Fair Saturday 2017 y de poder compartir la tercera edición de Fair Saturday con personas que cuentan con una experiencia increíble mejorando su entorno a través de la música.

Concierto de la Fundación Nacional Batuta con motivo de Fair Saturday 2017

María Claudia Parias, directora de la Fundación, acudió desde Colombia en persona a recoger el galardón y a transmitirnos su mensaje para expandir aún más el trabajo de Batuta.

¿Conoces más casos de colectivos que estén ayudando a mejorar su entorno a través del arte y la cultura?

Un banco de instrumentos para Siria

Dicen que no hace más de 2 generaciones nuestro pueblo fue refugiado. Que fue fueron nuestras familias las que buscaron protección en el extranjero, pero al igual que hoy algunos de ellos no lograron o no quisieron abandonar su hogar. Es el caso de miles de personas en Siria que no pueden o no quieren abandonar su hogar. Por eso Músicos Sin Fronteras ha puesto en marcha un banco de instrumentos destinados a este país, donde las escuelas de música de Siria harán uso de ellos para llevar la música a donde realmente se necesita.

La música es el arma más rentable, de una potencia incalculable. ¡Usémosla!

 

La recogida

La Escuela de Música Joaquín Maya (Pamplona), la Academia Municipal de Folklore (Vitoria), el Conservatorio de Música Jesús Guridi (Vitoria), Bilbao Musika (Bilbao), la Escuela Municipal de Música y Danza (Donostia) y el Museo San Telmo (Donostia) son los puntos de recogida oficiales, pero se pueden enviar instrumentos desde cualquier punto contactando con la organización y se organizan recogidas para instrumentos de gran tamaño. De esta forma ayudaremos a hacer crecer este Banco de Instrumentos.

Debido al éxito de la campaña, la recogida ha ampliado el plazo hasta el 20 de diciembre. De esta forma uno de tus regalos de Navidad puede ser más especial de lo que pensabas.

El destino del Banco de Instrumentos

Foto: Jose Javier Martin

Optamos a que la práctica de la música pueda llegar a cualquier rincón del mundo, y con ello se convierta en vehículo integrador para menores con pocos recursos. – Jesús Mari Alegría

Ya son siete años los que lleva Siria sumida en la guerra, y sin ir más lejos el 4 de abril del 2017 Estados Unidos realizó un ataque con armas químicas. El conflicto, sin vistas a solucionarse a corto plazo parece habernos acostumbrado a lo que no deberíamos. A escuchar en las noticias que muy lejos de aquí, en algún sitio al que nunca iremos, las cosas están muy mal.

Foto: Andrés Mourenza

Foto: Andrés Mourenza

La música ha sido el hilo conductor de la cultura de los pueblos, la mecha de las revoluciones, la esperanza y el aliento de generaciones enteras. La música nunca dejó Siria a pesar de la guerra, pero dentro de poco tendrán más herramientas para enseñársela a los más jóvenes, a los que podrán hacer frente al futuro con instrumentos en vez de con armas.

 

 

El TLP y la inutilidad de los miércoles

Tras 20 años de terapia a la edad de 40 años a la poeta María Castrejón le fue diagnosticado TLP (trastorno límite de la personalidad). Una resolución final tras numerosos diagnósticos fallidos incapaces de explicar el sufrimiento que acarreaba quien se define como “una “niña rara” que albergaba “miedos muy adultos”.

Maria castrejon

Angel Navarrete 06/10/2017 Madrid, Comunidad de Madrid Cronica La poeta Maria Castrejon habla de su enfermedad mental

Desde los 20 hasta los 40 voy a infinidad de psicólogos, psiquiatras, hago terapia gestalt, conductual, psicoanálisis… Cada uno me diagnostica una cosa diferente, yo veo que las cosas no cambian, que van a peor, hasta que me ingresan en un hospital de día y, allí, yendo todos los días por las mañanas, cuatro horas, haciendo diferentes terapias, me descubren que lo que tengo es trastorno límite de la personalidad

 El diagnóstico supone en cierto modo una liberación para la artista al tiempo que le genera una dicotomía compleja. Saber lo que sucede salvando el estigma y buscar la conexión con la enfermedad a través del lenguaje poético para entenderla y dotarle de palabras que ayuden a explicarla.

El trastorno límite de la personalidad es una enfermedad muy poética en sí, y lo que yo trabajo es la poética de la enfermedad, su plasmación en palabras.

Licenciada en filología hispánica y experta en cuestiones de género María publicó su primer libro en 2008 “Que me estoy muriendo de agua” con Egales y en 2011 su primer poemario “Volveré mucho más tarde de las doce”. Entre sus publicaciones también se incluyen “Cuervos vienen, carne huelen” junto a la artista plástica Sandra March. Una autoedición de 210 ejemplares firmada y numerada. Una de las obras que formaban parte de este proyecto fue galardonada con el primer premio en el II Premio de poesía experimental Francisco Pino.

En la inutilidad de los miércoles la artista transita los límites entre el placer y el dolor en unos textos directos en los que atrapa al lector en una maraña de sensaciones haciendo visible su lucha en un mundo tan complejo como el de las enfermedades mentales. Además, María también es guionista y autora de numerosos artículos, colaboraciones y performer.

la inutilidad de los miércoles

Su lucha contra la enfermedad trasciende sus poemas y llega a las redes sociales en busca de una visibilidad que contraste con en el mundo de “felicidad obligatoria” que a veces parecen recoger éstas. Gracias a trasladar a las redes su realidad con TLP se han abiertos foros de debate en los que su experiencia a animado a otras personas a compartir y a hablar sobre las suyas propias.

“Estoy cansada de que en ellas todo sea felicidad, viajes, ‘mira mis niños que guapos son’. No, hay gente que estamos sufriendo y pasándolo mal, y también hay que verlo.

Por otro lado, a su TLP se suma que María tiene agorafobia, pero ella visibiliza ambos con una naturalidad que a veces choca a su interlocutor.

Ahí está mi lucha: que la gente comprenda que esto existe, que existen personas que lo sufrimos y que somos muchos más de los que se piensa”.

Más información:

El mundo

El periódico

Blog María Castrejón