En 1999, el pianista israelí Daniel Barenboim y el autor y exprofesor de literatura inglesa y comparada de la Universidad de Columbia nacido en Jerusalén Edward Said, plantearon por primera vez la realización de un taller en el que participaron músicos árabes, israelíes y palestinos. Lo que en un principio fue una experiencia piloto evolucionó hasta dar forma a la WestEastern Divan Orchestra.

Daniel Barendoin y Edward Said fundadores de la West-Eastern Divan Orchestra

El objetivo inicial fue reunir, con la música como pretexto, a jóvenes talentos musicales de Oriente Medio para posibilitar el diálogo y la reflexión acerca del conflicto palestino-israelí. 

“Aspiramos a la libertad e igualdad absolutas entre israelíes y palestinos, esta es la razón por la que nos reunimos y hacemos música”.

Desde el año 2004 la sede de la orquesta se encuentra establecida en la ciudad de Sevilla, un lugar en el que históricamente convivieron cristianos, musulmanes y judíos. La Fundación Barenboim-Said, constituida en Julio de 2004, tiene por objetivo poner en valor la música clásica como herramienta educativa para niños y mayores, al tiempo que promueve intercambios culturales que fomenten el diálogo y la paz.

“Es imprescindible concienciar a la gente de la necesidad de la educación musical como elemento orgánico de la cultura”

En 2005 la orquesta actuó por primera vez en la ciudad Palestina de Ramala. Esta actuación fue para muchos palestinos la primera vez en la que pudieron observar a ciudadanos israelíes lejos de un contexto militar. La West-Eastern Divan Orchestra ha actuado también en Europa y América, rompiendo estereotipos y generando lazos y vías de diálogo que se consideraban imposibles.

La música el mayor vínculo entre distintas cultural

Premios como el Premio Príncipe de Asturias de la concordia, concedido a Said y Barenboim en el año 2002, han destacado la labor de la Orquesta del Diván, en la que el entendimiento entre diferentes ha sido posible gracias al lenguaje universal de la música.

#FairSaturday

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *