Georgia O'Keeffe supo desde pequeña que quería ser artista.  Tenía claro que no se iba a limitar a pintar lo que veía, o lo que los demás querían ver. No se puso límites, ni dejó que nadie le frenase. Ella quiso dar imagen a sus emociones, crear imágenes desde el sentimiento.

Los hombres me catalogan como la mejor mujer pintora… Yo creo que sencillamente estoy entre los mejores pintores.

Con el tiempo sus flores e icónicos paisajes de Nuevo México se volvieron sus obras más aclamadas. Llegó a pintar más de 200 flores a lo largo de su carrera…

¿Flores o vaginas? Su público e incluso su entorno más cercano vieron en su obra un simbolismo sexualizado. Años después, sus flores sirvieron de símbolo a varios colectivos feministas. Pese al fuerte arraigo de este pensamiento, ella nunca lo llegó a reconocer…

#FairSaturday

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *