José Antonio Abreu: música para salir de la pobreza

José Antonio Abreu

Caracas hace 43 años no era un lugar idóneo para el crecimiento de muchos niños. Las calles, escuela para muchos niños y niñas, era el lugar donde la violencia y las drogas eran el pan de cada día. Sin duda, un escenario poco esperanzador.

José Antonio Abreu, consciente de dicha problemática, se propuso cambiar la situación como mejor sabía: a través de la música. Por eso, formó una red de orquestas y coros que servirían como alternativa al entorno gris en el que crecían los chavales.

La música es un camino de rescate para la integración

En estos 43 años de vida, “El Sistema” ha dado educación a más de 2 millones de jóvenes en todo el país. Tres generaciones de artistas, de las capas más castigadas de la sociedad, a las que la música les ha cambiado la vida.

Ese es el caso de Gustavo Dudamel. Este venezolano entró con 4 años en “El Sistema”. Hoy, 33 años después, es director de la Orquesta Firlarmónica de Los Ángles, de la Sinfónica de Gotermburgo y de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar.

Pero, como Gustavo hay muchos más. Miles de personas hoy en día son distintos gracias a José Antonio Abreu, “El Sistema”  y lo más de 300 conservatorios que fundó.

En cualquier caso, el José Antonio Abreu se va, pero su legado sigue. Y nosotros debemos seguir con él. Porque, “la cultura para los pobres, no puede ser una pobre cultura”. Porque todavía hay mucho que hacer en este campo.

Gracias por todo, Maestro.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *