Una Orquesta de Sueños para jóvenes refugiad·s

Ron Davis Álvarez es un músico venezolano que lo apuesta todo para crear oportunidades y belleza a través de la enseñanza de música para jóvenes refugiad•s.

Se formó en Venezuela, en el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles, un exitoso método de enseñanza musical que favorece la integración de jóvenes de bajos recursos y que se ha extendido por más de 60 países.

La educación es el camino excelente para una humanidad evolucionada, cambiar al mundo quizás suena como una utopía, pero, sin duda alguna, Ron Davis Álvarez es un venezolano que está bastante cerca de lograrlo, desde niño tuvo el sueño y la pasión que comenzarían a construir un camino para  cambiar al mundo con su violín.

Todo lo que es realmente bueno tiene que tener la capacidad de multiplicarse

Más allá de su talento, apenas siendo un adolescente Ron comenzó a impartir clases de música. Esta vocación por enseñar le ha llevado hasta los rincones más helados del planeta donde también se clama la necesidad humana.

Enseñanza que trasciende idiomas

Se encuentra en Suecia, desde el 2011, llego a Groenlandia para comenzar a fundar núcleos y llevar el legado del maestro Abreu hasta Suecia como buen embajador del Sistema de Orquestas Venezolano.

En 2016 surgió la idea de fundar La Orquesta de Sueños cuando vio a un grupo de niñ•s en precarias condiciones que hacían cola en las calles para comer o dormir, desde entonces supo que debía quedarse allí.

Orquesta de Sueños

La Orquesta de Sueños o Dream Orchestra, integrada por niños y niñas de Afganistán, Siria, Albania y Somalia, es un espacio donde la inspiración de la música abre un nuevo compás para jóvenes que incluso que han tenido que encarar a la muerte para huir de sus países.

El objetivo de la Orquesta de Sueños y El Sistema Suecia, es abrirle las puertas de la sociedad y la cultura sueca a los jóvenes refugiad•s que han llegado sin padres a ese país.

Son jóvenes que llegan desde lugares en conflicto llenos de miedos y traumas pero con una pasión en común: la música.

Ahora estos jóvenes de diferentes lugares pueden reunirse y fortalecer su espíritu tocando y cantando junto a la Orquesta de Sueños.

Estaban acostumbrados a los sonidos de la guerra, pero ahora, gracias a la ayuda de Ron disfrutan de los sonidos de las partituras y se estremecen de alegría cuando escuchan los aplausos del público.

La orquesta es un ejemplo del propósito que tiene El Sistema en todo el mundo: brindar a tod·s los niñ•s y jóvenes la posibilidad de cumplir sus sueños, propagar la esperanza y darles un futuro mejor.

MÁS INFORMACIÓN

El Sistema

El Nacional

Globovisión

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *