El TLP y la inutilidad de los miércoles

Tras 20 años de terapia a la edad de 40 años a la poeta María Castrejón le fue diagnosticado TLP (trastorno límite de la personalidad). Una resolución final tras numerosos diagnósticos fallidos incapaces de explicar el sufrimiento que acarreaba quien se define como “una “niña rara” que albergaba “miedos muy adultos”.

Maria castrejon

Angel Navarrete 06/10/2017 Madrid, Comunidad de Madrid Cronica La poeta Maria Castrejon habla de su enfermedad mental

Desde los 20 hasta los 40 voy a infinidad de psicólogos, psiquiatras, hago terapia gestalt, conductual, psicoanálisis… Cada uno me diagnostica una cosa diferente, yo veo que las cosas no cambian, que van a peor, hasta que me ingresan en un hospital de día y, allí, yendo todos los días por las mañanas, cuatro horas, haciendo diferentes terapias, me descubren que lo que tengo es trastorno límite de la personalidad

 El diagnóstico supone en cierto modo una liberación para la artista al tiempo que le genera una dicotomía compleja. Saber lo que sucede salvando el estigma y buscar la conexión con la enfermedad a través del lenguaje poético para entenderla y dotarle de palabras que ayuden a explicarla.

El trastorno límite de la personalidad es una enfermedad muy poética en sí, y lo que yo trabajo es la poética de la enfermedad, su plasmación en palabras.

Licenciada en filología hispánica y experta en cuestiones de género María publicó su primer libro en 2008 “Que me estoy muriendo de agua” con Egales y en 2011 su primer poemario “Volveré mucho más tarde de las doce”. Entre sus publicaciones también se incluyen “Cuervos vienen, carne huelen” junto a la artista plástica Sandra March. Una autoedición de 210 ejemplares firmada y numerada. Una de las obras que formaban parte de este proyecto fue galardonada con el primer premio en el II Premio de poesía experimental Francisco Pino.

En la inutilidad de los miércoles la artista transita los límites entre el placer y el dolor en unos textos directos en los que atrapa al lector en una maraña de sensaciones haciendo visible su lucha en un mundo tan complejo como el de las enfermedades mentales. Además, María también es guionista y autora de numerosos artículos, colaboraciones y performer.

la inutilidad de los miércoles

Su lucha contra la enfermedad trasciende sus poemas y llega a las redes sociales en busca de una visibilidad que contraste con en el mundo de “felicidad obligatoria” que a veces parecen recoger éstas. Gracias a trasladar a las redes su realidad con TLP se han abiertos foros de debate en los que su experiencia a animado a otras personas a compartir y a hablar sobre las suyas propias.

“Estoy cansada de que en ellas todo sea felicidad, viajes, ‘mira mis niños que guapos son’. No, hay gente que estamos sufriendo y pasándolo mal, y también hay que verlo.

Por otro lado, a su TLP se suma que María tiene agorafobia, pero ella visibiliza ambos con una naturalidad que a veces choca a su interlocutor.

Ahí está mi lucha: que la gente comprenda que esto existe, que existen personas que lo sufrimos y que somos muchos más de los que se piensa”.

Más información:

El mundo

El periódico

Blog María Castrejón

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *